Análisis Sintáctico


  • Objetivos

    • El análisis sintáctico representa por medio de un esquema la organización de enunciados y oraciones.

    • El análisis sintáctico está al servicio de la comprensión del enunciado, ya que la sintaxis determina una parte importante del significado de este. Así, el análisis sintáctico debe servir al perfeccionamiento de la capacidad lectora e interpretativa, y, en segundo término, hablante y escritora.

    • El análisis sintáctico es, al mismo tiempo, una herramienta de la gramática descriptiva para comprobar la validez de las teorías y mejorarlas.

    • El análisis sintáctico es un medio excelente para reflexionar sobre la argumentación y los datos que se manejan en Gramática.

  • Instrucciones generales

    • El análisis sintáctico va de arriba abajo, esto es, parte del enunciado y acaba en la palabra.

    • Muestra la organización del enunciado y, sobre todo, de la oración en sus distintos niveles, configurado cada uno de los cuales por diversos constituyentes.

    • Cada constituyente está relacionado con los otros que aparecen en su nivel dentro de una misma unidad superior

    • Esta relación determina la posición y, en consecuencia, la función de ese constituyente.

    • La función de un constituyente se manifiesta a través de una forma determinada.

 
Para ver el texto completo, descarga gratuitamente el PDF: Pautas para el análisis sintáctico.
 

Los análisis sintácticos suelen presentar un grave problema no solo para alumnos de secundaria y bachillerato, sino muchas veces también para los estudiantes universitarios.

Para hacer más fácil y amena esta actividad deberíamos de tener en cuenta las siguientes pautas:
  1. Comprender el enunciado y reflexionar la posible ambigüedad

  2. Ordenar el enunciado, eliminar los elementos extraoracionales, recuperar partes del enunciado que aparecen tácitas. (Esto es posible especialmente si disponemos de un enunciado dentro de un contexto.)

  3. Tras realizar los pasos previos podemos constatar que hemos convertido el enunciado (unidad comunicativa, dependiente de contexto, pero con una estructura) en una oración (unidad gramatical y abstracta). Buscaremos el/los predicado/s y distinguiremos si se trata de una oración simple o compuesta.

  4. La oración se descompondrá hasta llegar al constituyente mínimo-la palabra.

    • Se clasificarán los enunciados en :
      • Aseverativos, interrogativos, imperativos, exclamativos.
      • Afirmativos, negativos, probables/ posibles/ improbables.
    • Se clasificarán las oraciones :
      • Regulares/anómalas (impersonales) Simples/ compuestas, predicativas/ atributivas, transitivas/ intransitivas.
  5. Añadir comentarios sobre los problemas o ambigüedades de la oración.

Para representar los análisis hemos optado por plasmarlas en los mapas mentales (son de acceso libre o semilibre, disponibles en la red).

clic para aumentar

Se trata de una oración simple, enunciativa. El aspecto que me gustaría destacar de este análisis es el siguiente. El complemento circunstancial de tiempo aparece al mismo nivel que el verbo y el complemento directo dentro del predicado, pero en realidad el complemento circunstancial (siempre) no está exigido por la estructura del predicado, como sí lo están el verbo y el complemento directo. Existe una teoría, la generativista, que emplea estructuras diferentes, más complejas, para reflejar este tipo de matices. En esta teoría se manejan conceptos como ‘proyección de núcleos’, ‘proyección máxima’, ‘sintagma complementante’, etc. En este caso, el complemento circunstancial de tiempo (siempre), aparecería situado, según esta teoría, en una capa menos interna del predicado, en la posición propia de los llamados adjuntos (que son los complementos no obligatorios del predicado) (Comentario realizado por Katerine Santo Ogando, UAH).

clic para aumentar

El pronombre nos no es reflexivo: no concuerda con el sujeto ni podemos parafrasear la oración con la prueba del reflexivo: *su perenne atractivo nos plantea a nosotros mismos. Tampoco es recíproco porque no podemos decir el uno al otro. Formaría parte del esquema argumental del verbo: X plantea Y a Z. Nos sería el argumento Z, en este caso complemento indirecto. De nuevo, semánticamente, la oración necesita buscar la correferencialidad con lo expuesto anteriormente: ha de leerse la oración anterior para comprender esta: el perenne atractivo es el desafío al que alude el texto constantemente. (Comentario realizado por Javier Helgueta Manso, UAH).




Ejercicios de análisis sintáctico: Soluciones de los ejercicios de análisis sintácticos:
   
   
   
   


Ejercicios de gramática y sintaxis: Soluciones de los ejercicios de gramática y sintaxis: