por julio pérez márquez

El Retículo endoplasmático constituye un sistema de cavidades limitadas por membrana (cisternas).
En la imagen aparece una sección de parte de una célula, a la izquierda está el núcleo (N), el retículo se ha marcado con flechas rojas. Hay dos formas distintas de retículo endoplásmico: el rugoso (RER) y el liso (REL) que tienen una apariencia y estructura distinta.


Las membranas del RER están asociadas a ribosomas y por ello se observan oscuras al microscopio.
En el RER comienza la traducción de una serie de proteínas que están destinadas al propio RE, al AG, a los lisosomas, a la membrana plasmática y al exterior de la célula.

El Retículo endoplásmico rugoso aparece en muchas células como un conjunto de cisternas apiladas en paralelo (flechas, izquierda), en otras ocasiones las cisternas aparecen más dispersas. Últimamente se ha sugerido que la organización de estas cisternas en el citoplasma está asociada a la distribución de los microtúbulos del citoesqueleto .
Las cisternas del RER (flechas, derecha) están intercomunicadas entre si, de manera que parecen constituir un sistema continuo en el citoplasma.
Y más aún, este sistema de cisternas del RER se continua con la membrana nuclear (MN).